UN PORTAVOZ PARA UNA ALTERNATIVA

5505 1
Francisco Igea: lo que no hubo en UPyD, sí lo habrá en Ciudadanos. (Ical)

Francisco Igea será el nuevo responsable nacional de Sanidad de Ciudadanos, una vez que se elija y constituya el nuevo Comité Ejecutivo del partido el primer fin de semana de febrero. Médico especialista en Aparato Digestivo, Igea dará voz y gesto a la propuesta sanitaria de Ciudadanos y disputará el liderazgo político a portavoces de otros partidos para construir una alternativa seguramente necesaria. Justo lo que no pudo hacer su anterior partido, UPyD: no tuvo portavoz sanitario nacional y, al final, no logró ser alternativa.

Es inevitable recordar al hoy residual partido magenta ahora que el partido naranja ha sabido aprender de los errores de antiguos contrincantes, más figurados que reales, toda vez que algunos de los líderes de UPyD son hoy cargos visibles de C’s. Y es que Unión, Progreso y Democracia, que tuvo infinidad de virtudes y que seguramente pasará a la historia como el primer partido que impactó con fuerza en el monolítico e inamovible bipartidismo español, hoy felizmente resquebrajado, no fue capaz, sin embargo, de presentar, foguear y consolidar a un portavoz sanitario de peso, que fuera reconocido y escuchado en el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Es cierto que los números parlamentarios no le acompañaron lo suficiente. Había muchos frentes que atender, al hilo de la frenética acción que imprimía Rosa Díez a su conciencia política. Y la sanidad, francamente, no fue prioritaria en su peculiar universo. No es posible imaginar qué podría haber hecho UPyD con los 32 diputados que hoy tiene Ciudadanos en el Congreso. Con solo cinco fue capaz de hacer mucho ruido en materias sensibles para la sociedad española, pero a la sanidad no le alcanzó. Y eso que contó con el buen hacer de Enrique Normand, un versátil e ilustrado diputado de la Asamblea de Madrid que, en ocasiones, hizo de improvisado portavoz nacional, sin serlo. No fue suficiente.

Igea aspira a convertirse en Ciudadanos en el Martínez Olmos del PSOE, quizá el portavoz más reconocido, por conocimientos y por trayectoria, de todos los que ahora mismo ejercen en el sector. Para ello, deberá contar primero con un programa político, que pueda traducirse en un discurso sanitario y del que cuelguen unas cuantas ideas fuerza. Ciudadanos cree tenerlas: lucha contra la inequidad, defensa de la transparencia, gestión y carrera profesionales e introducción de indicadores de calidad. Hace falta saber si los argumentos serán suficientemente contundentes y cabalmente diferenciados.

Porque igual que no es fácil encontrar un rostro sanitario con autoridad y empaque para lidiar con todas las controversias que genera el SNS, tampoco es sencillo dar con una alternativa política inédita, que no haya sido proclamada antes. Porque, pese a la dificultad de alcanzar un pacto por la sanidad -aunque cada cierto tiempo parezca ser posible-, en realidad no hay tantas diferencias entre los discursos sanitarios de los principales partidos. De hecho, hay muchas más semejanzas. Y luego está la obligación de gobernar y la lógica exposición a críticas que ese mando implica, ya sea en el Gobierno de España o en la Junta de Andalucía.

Hace bien Ciudadanos en identificar a su portavoz sanitario y darle los galones para que ejerza con todas las consecuencias su fundamental labor de oposición y, a la vez, de divulgación de su alternativa. Quizá la nueva formación pueda encontrar en la sanidad ese argumento de peso que le permita conectar con un electorado, inclinado en teoría a poder votar, pero al que todavía le falta decisión para dar un paso que es más trascendental de lo que parece: cambiar de opción política.

 

Tags from the story
,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *